Presentación

Club de Clowns Cultural
de la calle Hospital 95, BARCELONA

En el año 1960, un reducido grupo de artistas barceloneses se reunió en la Sociedad de Artistas Líricos y Dramáticos, sita en la Plaza del Teatro, con la intención de compartir inquietudes y experiencias propias del gremio. Se habían reunido los payasos "estables", aquellos que disponían de residencia fija y no estaban enrolados en Circos

Aquel mismo grupo de artistas constituyó, en el año 1960, el primer club de payasos de España: el Club de Clowns Cultural (CCC). Escogieron para hacerlo, la que sería su sede, un despacho en la calle Hospital número 95, en el barrio del Raval.

Aquel mismo grupo de artistas constituyó, en el año 1960, el primer club de payasos de España: el Club de Clowns Cultural (CCC). Escogieron para hacerlo, la que sería su sede, un despacho en la calle Hospital número 95, en el barrio del Raval. 
Entre las actividades desplegadas por aquella asociación de payasos, ilusionistas y otros artistas escénicos, destacaban los espectáculos familiares y de proximidad; las cenas de hermandad que adquirieron un prestigio propio y en las que se galardonaba, a personas, por su labor humanitaria y artística; las colaboraciones en radio y televisión; así como otras participaciones en actividades populares, de las que, sin excepción, se hacía eco la prensa escrita. Pero, por encima de todo, destacaba el elevado activismo benéfico y humanitario de sus miembros, que les llevó a utilizar el efecto terapéutico de la risa y el espectáculo, para hacerlo llegar a los más necesitados, en una época sin ONG's.

Esta exposición, es una visión fotográfica que rinde homenaje al espíritu de los componentes y simpatizantes de aquel CCC, que inició su actividad en 1960 en un local de la calle Hospital. Personas que entre camerinos y escenarios improvisados, supieron mantenerse próximas al público infantil.